Servicio 24 / 7
Bogotá Colombia

Fantasías

Nuestras exclusivas modelos están en la capacidad de satisfacer cualquier tipo de fantasía sexual que se te pase por la mente, descubre aquí algunos de las más comunes y por qué no, hacerlos realidad con cualquiera de nuestras complacientes acompañantes.

Una fantasía sexual es una representación imaginaria de los deseos conscientes o inconscientes. Las imágenes, ideas o sentimientos que la mente produce generan en la persona una emoción y una excitación, principalmente sexual.

1. Tríos y orgías

Las fantasías sexuales de muchos hombres van fuertemente inclinadas a la idea de poder estar con más de una mujer en el caso de los tríos, o poder tener relaciones sexuales mientras se mira a otras tener relaciones sexuales en el caso de las orgías. Hoy en día no es solo una fantasía de los hombres, ya que muchas mujeres también sueñan con un trío, que puede incluir ya sea un hombre o incluso otra mujer en la cama.

2. Sexo anal

Este además de ser una fantasía muy fuerte para los hombres también puede serlo para muchas mujeres, ya que todo deriva en “el placer de lo prohibido” y las cosas fuera de lo común. Esto le añade una cantidad extra de morbo y fantasía tanto como para alcanzar nuevos y mejores orgasmos.

Cabe aclarar también que en la actualidad a muchos hombres también les gusta que les estimulen el ano, dado que de esta forma se tiene un mejor alcance de su punto G, aunque, claro, no todos lo aceptan o lo practican debido a preocupaciones ligadas a su machismo.

3. Juegos de roles y disfraces

Existen diferentes tipos de disfraces eróticos para usar en pareja que pueden agregarle esa chispa diferente a la relación, pues para muchos ver a sus parejas con algún disfraz les permite encontrar otro nivel de excitación.

Con ellos pueden comenzar a fantasear y sentir que lo hacen con otras mujeres; una doctora, enfermera, maestra, mucama o policía sexy, sobre todo si a estos disfraces se les añade un baile erótico para darle un mejor final a la noche.

4. Voyeurismo.

Se trata de una práctica en la que la persona disfruta y tiene placer con el simple hecho de ver a personas desnudas y aun más viéndolas tener relaciones sexuales, incluso cuando estas no forman parte de la acción.

Los conocidos “mirones” pueden llegar a esconderse para poder ver a otras personas desnudas en lugares públicos o privados, una conducta que puede llegar a ser sobre todo para personas casadas una llamada de alerta, ya que pueden pasar de ver a tomar acciones indebidas.

5. Sumisión y dominación

Esta es una de las prácticas sexuales que la mayoría de parejas realizan, ya que les permite sacar un lado diferente al que muestren en un día cotidiano. Mientras en el día hay personas tranquilitas, estas pueden preferir ir en búsqueda de la dominación en la cama y por otro lado, las personas de carácter más fuerte puede ser que cambien un poco y dejen que su pareja sea quien tome las riendas de la situación en el ámbito sexual.

Dentro de estas prácticas de sumisión y dominación se puede hacer uso de diversos juguetes sexuales como pueden ser muñequeras, tobilleras e incluso látigos.

6. Fetiche de pies

Si el olor de pies descalzos no te hace nada más que querer tomar una ducha fría, no entras en este grupo. Cada detalle sobre los pies puede encender a esta persona. La mayoría de los fetichistas de pies son hombres y les gusta oler, lamer o probar los pies y requieren algo de interacción con el pie para experimentar un orgasmo o satisfacción sexual.

7. Latex

Este fetiche describe a aquellos que experimentan un enorme placer sexual cuando su pareja viste latex, hule, vinil u otros materiales brillantes y ajustados. Para algunos, lo importante es sentir este material, para otros, con sólo olerlo tienen más que suficiente.

8. Cabello

El cabello es otro popular fetiche. Ya sea en una trenza o cola de caballo, en una rubia o castaña, cada hombre tiene su preferencia específica. Al final: la sensualidad del cabello funciona para muchos hombres en muchos sentidos. El fetiche se puede enfocar en algún estilo específico. De igual forma, el cabello es sinónimo de la juventud, de forma que una mujer con trenzas puede ser un fetiche de mujeres jóvenes.

9. Trasvestismo

Éste es mucho más común de lo que imaginarías e involucra que el fetichista necesita o usar ropa del sexo opuesto o se siente sexualmente atraído a alguien que lo hace. Este fetiche es común entre hombres hetero y homosexuales. Para muchos, saber que están vistiendo aunque sea sólo una prenda prohibida, puede elevar el factor de excitación.

Visto 4973 veces

Galería de imágenes